0%

Día del lunfardo: por qué la “voz de la calle” está más viva que nunca

Posted By: Tanguera Radio On:


Lunfardo, una forma del lenguaje que no solo remite al tango

Lunfardo. Jerga empleada originalmente por la gente de clase baja de Buenos Aires, parte de cuyos vocablos y locuciones se introdujeron posteriormente en el español popular de la Argentina y Uruguay”, dice la Real Academia Española. Digamos algo más, junto con Luis Alposta (Mosaicos porteños, Planeta, 2017): “es, esencialmente, un conjunto de voces de muy diversos orígenes que se introducen en la conversación familiar de todas las clases sociales con fines expresivos, irónicos o humorísticos”.

El núcleo histórico del lunfardo se constituyó, entre las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del siglo XX, con voces traídas al Río de la Plata por la inmigración europea. “Otros argots nacen de la misma lengua a la que acompañan, de la lengua madre, digamos. Pero el lunfardo no nació del castellano –le explica Da Veiga a Infobae Cultura–. Nació sobre todo de los dialectos que se dieron cita en el patio de los conventillos, principalmente italianos, y también de otras lenguas europeas, pero en menor medida.”

Junto con el patio del conventillo, el lunfardo pasó de la vida real a la literatura, como lo explicó el cantor Edmundo Rivero, conspicuo lunfardista: “Al lunfardo concurren voces de la inmigración laboriosa, del lenguaje rural también orillero pero en retirada, todo un mundo cuyos caracteres y personajes se decantan en el sainete, pero cuyo lenguaje sólo quedará fijado por las letras de los tangos y las milongas, sobre todo a partir de los años veinte. No es solamente un paso de las orillas al centro, es una inserción decisiva de un modo de nombrar hechos y objetos, de chamuyar el mundo, que iba a ser asumida por casi toda la ciudad” (Una luz de almacén, Emecé, 1982).

El lunfardo y el Tango

El tango le devolvió a la calle, embellecidas por la poesía, las invenciones que le pertenecen, y su divulgación masiva fijó el vocabulario en el habla cotidiana, porque como define José Edmundo Clemente: “El lenguaje viene de abajo, es demagógico, mandan los más”. Del formidable uso que el tango clásico hizo del lunfardo proviene la presunción errónea de que el lunfardo se limita al vocabulario ligado a la producción histórica de ese género. Pero así como no todo el tango es lunfardo –el tango lunfardo es apenas una de las vertientes del género–, tampoco todo el lunfardo es tanguero, ni mucho menos.

Lunfardo en la actualidad

El repertorio crece continuamente, con aportes tan variados como los del freestyle, el feminismo, el chat o la ficción tumbera. En palabras de otro experto, Oscar Conde: “El lunfardo está muy lejos de ser un vocabulario cerrado e histórico. Vive, crece, se modifica con nosotros y por nosotros. Carga un valor expresivo y afectivo –aun cuando se trate de palabras peyorativas o groseras– que dice mucho más de los argentinos que diez volúmenes de sociología. Lunfardo es la mejor palabra que tenemos para describir un habla popular detrás de la cual hay un simbólico único e intransferible.” (Lunfardo, Taurus, 2011).

Fuente: Infobae

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Play Cover Track Title
Track Authors