• La XXXIII edición arranca hoy y se prolongará hasta el domingo en su segunda cita desde que empezó la pandemia y con una de las programaciones más varias de su historia

Esta tarde se inaugura la 33 edición del Festival Internacional de Tango de Granada. Es una edición en la que el equipo del Festival tiene puestas muchas esperanzas e ilusiones por que lleva la cita a cotas muy altas, tanto en danza, canción y producciones como por el compromiso tan importante que están demostrando.
Están siendo meses muy duros para todo el sector de las artes, y eso hace que el Festival se convierta de nuevo en un gran escaparate para artistas que reivindican el Tango como lo que es, un género universal. De hecho, Astor Piazzolla, la gran figura que logró la transición del tango más autóctono a un estilo y un género que cada cual puede hacer propio, será la figura homenajeada.
Y la denominación de “escaparate” no es aleatoria: el propio cartel oficial del Festival anuncia, a través de un diseño con un gran cristal y maniquíes, la cita se reivindica como una herramienta más de la cultura y el comercio para atraer a las calles de la ciudad y de la provincia tanto lo uno como lo otro.
Piazzolla significó un gran punto de inflexión en la historia del tango como también lo fue Gardel. A mí se me ocurrió explicar el origen del estilo de Piazzolla como manifestación musical de la época del automóvil en la ciudad. Hasta Piazzolla el tango marcaba el compás del peatón. No es original en Piazzola la mezcla con el jazz, el rock incluso con otras músicas. Eso es un elemento que caracteriza al origen y desarrollo de toda la historia del tango. Lo que sí pienso es que Astor Piazzolla dio un salto en la evolución de la música del tango y hoy gracias a él contiene la frescura que hoy disfrutamos.
Cuando me preguntan qué día recomiendo contesto que depende de lo que cada uno esté buscando. Hay días de la programación que ofrecen una propuesta musical que podría incluirse en un festival de jazz o un festival de música clásica y por supuesto también del tango. Por ejemplo viernes se enfrentan dos pianos de cola en la primera parte con dos maestros de la música clásica Domenico Codispoti y Esteban Ocaña y luego un formato muy original donde se incluye piano, bandoneón y cuatro saxos, con uno de los máximos representantes de la música de Piazzolla, Daniel Binelli. El domingo es un acontecimiento porque la noche se abre con una propuesta especial que realizará la pareja de baile Carlos y Débora. Servirá de prólogo a la actuación que están preparando para ese día con una de las figuras de la escena y del cine en lengua hispana más importante como es Héctor Alterio. Es un lujo que nos cierre el festival de Granada y que haga un monólogo de texto de Horacio Ferrer con 92 años. Contará con apoyados del cuarteto de Juan Esteban Cuacci. Pero realmente cada día esas atractivo para según qué sector del público.

Fuente: Granada Hoy


“Piazzolla supuso un punto de inflexión para el tango como lo fue Gardel”